The Light The Firey The Earthy The Wood The Windy The Watery The Dark  

viernes, marzo 15, 2013

Cicatrízes de mi corazón


   Solo puedo recordar vagamente aquel fin de verano  principio de otoño del año 1992, sé que fue después de lo acontecido, y no puedo vislumbrar los hechos entumecidos en esa niebla de mi recuerdo. Solo sé que fue en ese momento, esa ausencia, la que generó la primera de estas cuatro cicatrices que yacen en mi corazón.

   Es como si fuera ayer, pero ya han pasado 11 años, cuando esta, la más profunda de las heridas, empezó a gestarse, era algo que ya había notado, pero solo fue a partir de ese momento, en el momento que se diagnosticó esta horrible enfermedad que poco a poco se fue hurgando, se fue hundiendo y haciendo cada vez más grande la brecha en mi interior

   Recordaré siempre aquel día, un 26 de diciembre de 2004, no por aquel amargo acontecimiento en el que murieron miles de personas, sino porque aquel día se creó una gran cicatriz en mi corazón. Una cicatriz que aún conserva la espina clavada. Aunque no negare que quizás lo acontecido fuera lo mejor.

   Fue aquel minúsculo grano, aquel simple garbanzo que creció y creció, el que se llevaría una parte de ti y una de mí. Fue un 17 enero, en el año 2008, cuando fui con aquella cuajada que nunca pudiste llegar a probar. Lo que tenía que pasar en tres meses, se redujo a tres semanas, para al final ser solo tres días… Sé que fue lo mejor, pero esta profunda cicatriz se insería como un relámpago en mi corazón; lo destrozó desde dentro y arrancó de cuajo un buen pedazo de él. Sentí como si desde el exterior con unas grandes tenazas arrancaran esa parte de mí, sentí que te arrancaron de mí.

   Miro atrás y veo como en estos 11 años la herida no ha parado de crecer, de hundirse en lo más profundo de mi corazón, desgarrándome desde dentro solo por ver como poco a poco te marchitabas, viendo como desparecía tu esencia, aunque se conservara el frágil caparazón. Verte así mantenía la herida abierta y hacia que la herida no dejara de sangrar. Pero por suerte hoy 16 de marzo de 2013 se ha puesto fin a esta herida. El dolor de la incisión ha cesado. Ahora empieza el dolor de la cicatrización.

   Kiero que sepáis que siempre estaréis conmigo, en mi recuerdo, en mi corazón. Que el recuerdo que habéis dejado está muy arraigado en mí. Que os he querido y que siempre os querré. 

4 Comments:

Blogger Mirela R. R. said...

Es bonito, de quiénes hablas?

10:43 p. m.  
Blogger Kim said...

Mis abuelos

6:17 a. m.  
Blogger Pablo M Calvert de Bohun said...

Muy buen blog!

Te invito a visitar el mío!

Blog de LEGO

o si queres comprar juguetes LEGO te esperamos en

Bricktoys de Argentina

Avisame si te interesa intercambiar links! mis blogs son pagerank 3!

Tengo tambien

Horarios Buquebus

Futbol Total




Muchas gracias!

6:39 p. m.  
Blogger Anita linaza said...

Que bonito lo que has escrito sobre tus abuelos!!

Si quieres visitarme...
http://piensoloquepienso-alt.blogspot.com.es/

1:55 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home


Counter

Copyright © 2006 Kim